miércoles, 5 de octubre de 2011

México está conformado por un mosaico de culturas y que con ellas convivimos todos los días de una u otra manera.
Como habitantes de cierta entidad o religión y como mexicanos debemos de reconocer la diversidad cultural en México y valorar el patrimonio cultural que tenemos en los pueblos mexicanos.
Actualmente, los grupos indígenas se concentran en lo que era la zona cultural de Mesoamérica, es decir, que aún siguen habitando las mismas regiones desde la época prehispánica hasta nuestros días.

Principales pueblos indígenas


•Las entidades que concentran mayor número de pueblos indígenas son: Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Chiapas.
•Las entidades que tienen menos pueblos indígenas son: Coahuila, San Luis Potosí, Jalisco, Yucatán, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.
•Las entidades que no tienen pueblos indígenas son: Baja California, Baja California Sur, Nuevo León, Tamaulipas, Aguascalientes y Colima.

-La entidad que concentra el mayor numero de población indígena es Oaxaca.

Lamentablemente, las entidades de mayor marginación coinciden con las entidades que tienen mayor número de población indígena.

Las voces de México
Es un derecho de los niños y niñas, aprender a hablar su lengua materna, y una vez dominada ésta, transitar al idioma nacional, que es el español.
Nuestro país, por su naturaleza multicultural y multilingüistica, conserva más de 62 lenguas indígenas, que en conjunto son el medio para la comunicación oral de poco más de 12 millones de mexicanos, muchos de ellos monolingües. Esta característica pluriétnica representa una importante aportación cultural, por la variedad de saberes que expresan conocimiento y relación con la naturaleza a travéz de historias, mitos, leyendas y cantos.

La principal consecuencia de la Conquista de México consumada por los españoles en 1521 fue el mestizaje. Esta mezcla se dio en muy diversos aspectos: desde el más evidente del mestizaje racial, hasta muchas variantes del que podríamos llamar mestizaje cultural, de manera particular el que se refiere a las cocinas. En esta materia alimenticia no hubo conquista sino unión, matrimonio, suma y multiplicación.
El territorio que hoy conocemos como México cobijaba a muy diversos grupos indígenas perfectamente diferenciados entre sí, no sólo por sus variados elementos culturales, como son el atuendo tradicional, la vivienda, las costumbres religiosas o la cocina, sino por algo más tajante y evidente: el idioma.
Cabe recordar que, a finales del siglo xx, nuestro país sigue siendo uno de los principales del planeta por lo que se refiere a su diversidad cultural indígena. Cuando una cultura se empieza a perder o diluir, lo primero que comienza a desaparecer es la lengua propia; por ello, la permanencia del idioma autóctono es el mejor indicador de la sobrevivencia cultural de un pueblo, con sus rasgos originales. Pues bien: a dos años del cambio del milenio, la India es el principal país del mundo por cuanto al número de sus idiomas indígenas vivos, con la cifra de 72 (sin considerar las variantes dielectales). México está en segundo lugar en el orbe con 62 idiomas, en pleno 1998. Para sopesar la importancia de esa posición nuestra, conviene anotar que China tiene el tercer lugar con 48 lenguas y la que fue la Unión Soviética tenía el cuarto lugar con 35. Todas estas cifras no son meras disertaciones lingüísticas; reflejan algo más trascendente, como es la supervivencia pasmosa de cultura ancestrales; en el caso mexicano, la mayoría de las culturas indígenas son de muchos siglos de antigüedad, algunas hasta de milenios.